Alimentos que curan malestares comunes



Si bien la medicina tradicional ha avanzado a pasos agigantados, también lo ha hecho la medicina alternativa, y es que cada vez hay más personas que buscan métodos naturales para mejorar su salud sin necesidad de someterse a tratamientos químicos. Esto es una decisión de cada quien, pero lo que sí es un hecho es que hay un sinfín de testimonios de personas que, por ejemplo, con solo llevar una dieta alcalina han logrado controlar y hasta erradicar el cáncer, sin métodos agresivos o medicamentos que deterioren su cuerpo.

Pero independientemente de si tienes algún malestar o no, nunca está de más saber lo que puedes lograr con estos alimentos:

  • Granos enteros: Son ricos en fibra y ayudan a mantener la masa corporal en un rango saludable. También sirven para controlar el dolor crónico, ya que los granos enteros son una buena fuente de magnesio, un mineral que ha demostrado frenar el dolor muscular.
  • Salmón: Este tipo de pescado es rico en ácido graso omega 3 para eliminar el dolor, pero también es una gran fuente de vitamina D. De hecho existe una fuerte relación entre los bajos niveles de vitamina D y el dolor crónico. Una ración de 100 g de salmón aporta la dosis diaria recomendada.
  • Aceite de oliva: Es rico en polifenoles, antioxidantes que ayudan a inhibir uno de los mecanismos más comunes de producción del dolor en el organismo. Es un excelente sustituto de la mantequilla. El aceite de oliva aporta solo 44 kcal por cucharadita.
  • Especias: Las mejores son el jengibre y cúrcuma. El primero contiene cuatro sustancias (gingerol, paradol, shogaol y zingerona) con cualidades analgésicas. La segunda contiene curcumina, que puede cortar el dolor. Consume té de jengibre y un poco de polvo de cúrcuma en tus platillos diariamente.
  • Fresas: Esta fruta es rica en vitamina C, un antioxidante con poderosas propiedades calmantes del dolor. Algunas investigaciones indican que hace más lenta la pérdida de cartílago y de lesiones óseas en casos de artritis.



  • Hojas verdes: La espinaca y la arúgula contienen vitamina K, un nutriente con propiedades contra el dolor. La vitamina K ayuda a mantener articulaciones y huesos fuertes. Una taza de espincas aporta 145 microgramos de vitamina K. Precaución: si tomas medicamentos anticoagulantes, consulta a tu médico antes de aumentar el consumo de esta vitamina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *