Comidas saludables que en realidad no lo son



Cuando de comer bien hablamos, la mayoría de la gente piensa en hacer dieta o en limitar su alimentación únicamente a ensaladas, lo que puede parecer muy poco atractivo. En realidad hay muchos mitos entorno a cuestiones de alimentación saludable que debemos romper. Primero que nada comer bien no significa comer solo ensaladas, de hecho lo ideal es incluir todos los grupos de alimentos en nuestra dieta diaria pero siempre cuidando que la ingesta calórica sea de acuerdo a nuestro IMC (Índice de Masa Corporal), y por supuesto, a lo que consumimos en nuestras actividades diarias y estilo de vida. Por eso es siempre recomendable acudir directamente con un especialista en nutrición que te guíe y adapte un régimen de acuerdo a tus objetivos y necesidades. Por lo pronto hoy hablaremos de algunos mitos de comer saludable que pueden estar influyendo en tu pérdida de peso y por eso no no estés obteniendo los resultados que esperas:

  1. No por ser ensalada es equivalente a light: Cuando queremos ponernos en forma y adoptar un régimen estricto, juramos que la solución es vivir a base de ensaladas, pero este el primer GRAN MITO. Para empezar los vegetales no son el único nutriente que nuestro cuerpo necesita para tener energía, también las proteínas son necesarias, así como las grasas y los carbohidratos, pero debes aprender cuáles son los ideales. Otro punto importante es que tomes en cuenta que las ensaladas que venden ahora en los restaurantes de comida rápida pueden llegar a tener muchísimas más calorías que una hamburguesa o unos tacos, simplemente por los famosos toppings y aderezos con los que la complementan. ¡Así que OJO!
  2. Sushi: ¿Quién no ama la comida japonesa?, especialmente este platillo que se ha convertido en uno de los favoritos de nuestra cultura mexicana con sus respectivas modificaciones y adaptaciones. Pero precisamente está muy lejos de ser light o bajo en calorías, pues simplemente toma en cuenta que el arroz es un cereal, y para lograr un buen rollo de sushi se necesita una generosa porción de arroz, lo que equivale a una gran cantidad de carbohidratos. Después tenemos el queso, uno de los ingredientes que más sabor le dan al sushi, pero recuerda que el queso es una grasa y debe comerse en porciones mínimas. Y si decides aderezarlo o acompañarlo con mayonesa de chipotle aumentarás bastante el contenido calórico.
  3. Comidas prefabricadas lightCualquier cosa que haya pasado previamente por un proceso de empaquetado y precocción no es recomendable, pues la cantidad de conservadores es muy elevada y éstos saturan las vías poco a poco, lo que genera también aumento de peso y la acumulación de toxinas en el cuerpo.
  4. Barritas de granola: Si comes estas barritas súper famosas por ser “saludables” puede que estés en un error. Para que una barrita realmente sea un buen snack, primero debes checar los ingredientes que contiene y debes evitar todo lo que tenga azúcares, yoghurt o demasiados frutos secos, pues todos estos ingredientes son algunos de los que el cuerpo más se tarda en quemar y eliminar.
  5. Jugos naturales de fruta: No creas que por tomarte un jugo de fruta has hecho un gran desayuno o que vas en perfecto régimen. Es importante que siempre preguntes y pidas asesoría profesional puesto que los jugos de fruta contienen altas cantidades de azúcar, que según explican los nutriólogos: “si no se utiliza esa energía realizando alguna actividad física inmediatamente después de haberlo ingerido, se convertirá en carbohidrato y se alojará en las zonas donde se acumula la grasa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *