Como cultivar un bonsái

El bonsái es un arte antiguo utilizado como regalo por nobles chinos a los embajadores nipones. Posteriormente se difundió gracias a los comerciantes .Para el cultivo del bonsái se necesita un recipiente o maceta pequeña, normalmente tipo bandeja, con cuatro patas, dejando la base al descubierto y con 2 agujeros para el drenaje.

Su valor se encarece por la delicada mano de obra realizada durante varios años para darle grosor al tronco y forma al árbol.Dependiendo de la forma que le demos a la planta seleccionada, podemos definir el estilo a cultivar:

  • Moyogi o estilo erguido informal: se aproxima al crecimiento espontáneo de la planta. Para este estilo se utiliza normalmente los robles, hayas y arces.
  •  Kengai o estilo en cascada: representa la resistencia contra la fuerza de la naturaleza, por ejemplo resistiendo vientos, precipicios, etc. Coníferas, azaleas, membrillos, cotoneaster, espino albar, son ejemplares aptos para este estilo.
  •  Shakn o estilo inclinado: se le da un aspecto de árbol con inclinación del tronco y las ramas sin continuidad.
  •  Chokkan o estilo erguido formal: los árboles que mejor se adaptan son las coníferas, con similitud al crecimiento natural.

Sustrato

Normalmente utilizamos tierra universal pero, para darle un buen drenaje, se debe mezclar con un poco de arena y además, poner gravilla en la base de la maceta.

Abonos

Se utiliza desde marzo a octubre, exceptuando las coníferas y pinos que se comenzará en febrero por comenzar antes su actividad vegetativa.

Habitualmente, se utilizará abonos líquidos por que los sólidos tardan mucho en ser absorbidos por las plantas.

Hay que emplear sustancias orgánicas ricas en microelementos, aparte de abonos nitrogenados.

Riego

Hay que utilizar agua, en lo posible, que sea embotellada o agua de lluvia. No tolera el agua fría.

Regar en verano 2 veces al día y en invierno 2 o 3 riegos semanales.

El riego puede ser superficial o por inmersión del recipiente en agua.

Temperatura

Tienen que tener un microclima cálido y húmedo, sin exposición al sol.

 

Poda

El tipo de poda que le realizamos al bonsái es para darle la forma deseada según el estilo y la especie cultivada.

 

Plagas y enfermedades

Virósicas: Está dado por el exceso de riego y la alta humedad, produciendo necrosis en raíces y troncos.

Oídio, moteado del peral y manzano, son otros hongos que atacan al bonsái.

Las podas sin desinfectar las heridas atraen a organismos nocivos para la planta, este hongo es “Nectria tumefaciens”.

Insectos: Propensos a los pulgones, cochinilla algodonosa, araña roja, etc.

 

 Ejemplares

Hoja perenne: todas las variedades de ficus, olivo, arbutus unedo, nerium oleander, etc.

Hoja caduca: pueden ser la morera, higuera, granado, cercis siliquastrum, etc.

El nacimiento de un bonsái puede ser por semillas, esqueje, acodo o injerto. También puede ser cogido de la naturaleza.

El trabajo realizado en la planta y por su recipiente, este cultivo es ideal para embellecer el ambiente de una sala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *