¿Cómo cultivar Zantedeschia en el huerto?

Las ZANDESCHIAS, también conocidas como “calas” son unas plantas extraordinarias, originarias de África del Sur. Su hábitat natural son los pantanos tropicales, que durante la estación más calurosa se secan; en este período las plantas se marchitan por lo que, según la época de floración de la especie, al cabo de varios meses de reposo, hay que estimularlas a reanudar el crecimiento regándolas y alimentándolas.

Son plantas sin tallo, con grandes hojas sagitales y flores muy vistosas. Los rizomas  carnosos de los que parten las raíces corren apenas por debajo de la superficie del substrato.

TÉCNICA DE CULTIVO

Primavera y verano : La ZANDESCHIA AETHIOPICA, especie de floración precoz, se trasplanta a finales de agosto principios de septiembre, mientras que las otras especies se trasplantan en febrero, usando un buen mantillo fértil, al que conviene añadir un poco de turba. Los rizomas se plantan a unos 5 cm, de profundidad en macetas de 15-20 cm, en  el caso de los ejemplares más pequeños ,y más grandes en los de mayor tamaño. La ZANDESCHIA AETHOPICA debe tenerse a 13-16° C, de temperatura entre finales de febrero y mayo, en los que la floración concluye; en el período siguiente se tiene a una temperatura aún más baja (10° C:).Las otras especies, en cambio, entre finales de marzo y octubre deben tenerse a temperaturas más elevadas (18-21° C) temperaturas superiores a estas acortan el período de la floración y hacen que las hojas se marchiten antes de tiempo.

Todas las calas requieren una exposición muy luminosa, pero deben protegerse de la luz solar directa.

Todas las especies se riegan con moderación cuando empiezan a crecer; se aumenta luego progresivamente los riegos hasta que el follaje este completamente formado.

A partir de ese momento se riega abundantemente, en la medida suficiente para mantener el compost siempre perfectamente.

Cuando las flores se marchitan y las hojas empiezan a amarillear, se reduce gradualmente los riegos hasta mantener el compost apenas húmedo. Desde el moment9o en que aparecen los capullos florales hasta el final de la floración, se diluye un fertilizante líquido en el agua del riego cada 2 semanas, y de vez en cuando se rocían las hojas con agua no calcárea para crear humedad.

Otoño e invierno : Las calas deben mantenerse en un lugar luminoso, pero no directamente expuestas al sol, y a una temperatura en torno a los 13° C, con excepción de la ZANTEDESCHIA AETHIOPICA, que crece mejor a 10° C, aunque sobrevive también a 5° C. Cuando se nota la reanudación del desarrolla ,a finales de invierno, se aumenta la temperatura hasta unos 16° C. El compost de la ZANDESCHIA AETHIOPICA debe estar siempre húmedo; cuando la planta reanuda el crecimiento, se aumenta gradualmente la cantidad de agua y durante la floración se riega abundantemente y se suministra con el agua un fertilizante líquido una vez a la semana. Las otras especies se mantienen apenas húmedas de octubre a febrero; luego se aumenta gradualmente el riego para favorecer y acelerar la reanudación vegetativa.

MULTIPLICACIÓN

Las calas se multiplican arrancando las yemas laterales que se desarrollan en torno al rizoma en el momento que se procede al trasplante. Se tratan las superficies cortadas con polvos funguicidas y se dejan secar las yemas durante un día o dos.

Se plantan luego en una maceta de 8-10 cm, de diámetro llena el mismo del compost que se utiliza para las plantas adultas; cuando alcanzan un desarrollo suficiente para ser traspantadas, se colocan en macetas más grandes y se tratan como ejemplares adultos.

También se pueden reproducir por semillas, pero este sistema resulta difícil para la mayor parte de aficionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *