Cómo hacer una prueba de germinado casero

Al momento de sacar semillas de nuestras plantas o verduras se nos viene a la mente una prueba de germinación casera, nos ponemos a pensar si hemos hecho bien los pasos para que esta germine la siguiente temporada.

La impaciencia nos mata y de nuestras semillas queremos que germinen lo mas pronto posible, pues en este articulo vamos a ver como podemos realizar este proceso de una forma simple, el germinar una semilla lo mas rápido posible y probar su factibilidad para la siguiente temporada. ¡Vamos por ello!

¿En que consiste la germinación?

Es un proceso mediante el cual las semillas permanecen en estado latente o inactivo hasta que las condiciones son las adecuadas para la germinación.

Todas las semillas necesitan agua, oxígeno y temperatura adecuada para germinar.

Algunas semillas también necesitan luz adecuada. Algunas germinan mejor a plena luz, mientras que otros requieren la oscuridad para germinar.

Cuando una semilla se expone a las condiciones apropiadas, el agua y el oxígeno se toman a través de la cubierta de la semilla. Las células del embrión se comienzan a agrandar.

A continuación, la capa de rotura de la semilla se abre y emerge una raíz o radícula primero.

Seguido por el rodaje o plúmula que contiene las hojas y el tallo.

Causas de una mala germinación.

El exceso de riego hace que la planta no tenga suficiente oxígeno.

La semillas plantadas demasiado profundo hace que se utilice toda su energía almacenada antes de llegar a la superficie del suelo.

Las condiciones secas significa que la planta no tiene suficiente humedad para iniciar el proceso de germinación y mantenerlo en marcha.

Algunas cubiertas de las semillas son tan duras que el agua y el oxígeno no pueden llegar a través de ellas y hacer que se rompa la capa de abajo.

Remojar o rayar las semillas ayudará a romper la cubierta de la semilla. gloria de la mañana y las semillas de langostas son ejemplos.

Otras semillas necesitan ser expuestos a temperaturas adecuadas.

Semillas de manzana no germinarán a menos que se llevan a cabo a temperaturas frías durante un período de tiempo.

Prueba de germinación casera.

Materiales:

  • Papel de cocina.
  • Papel aluminio.
  • Un poco de agua.
  • Las semillas a utilizar para la prueba de germinación casera.

En primer lugar tenemos que doblar el papel de cocina.

Poner las semillas que se quiere hacer germinar en el papel, poner cuantas quiera. Preferible unas 10 o las que desee.

Poner el papel de cocina con las semillas sobre el papel aluminio, doblar el papel tapando las semillas.

Echar un poquito de agua encima del papel sin que nos gotee mucha agua pero que este bien húmeda.

Cerramos el papel aluminio, dejando el papel de cocina con nuestras semillas en el interior.

El proceso para que una semilla germine es muy sencillo lo único que necesitan es calor y humedad.

La humedad ya le hemos brindado con el agua y el calor le daremos con una fuente de calor ( decodificador tv paga, permanece encendido todo el tiempo o un router de wifi o estufa ).

 

Se deja reposar unos días.

Vamos a mirarlo dentro de 3, 4 días.

Estar pendientes si necesitan que les pongamos mas agua. Esperamos a ver si germinan.

Se ha dejado reposar por 7 días y vamos a ver como a ido nuestra prueba de germinación casera para ver la potencia que tienen nuestras semillas a la hora de germinar.

 

Resultado.

Al abrir el papel de aluminio podrán apreciar las semillas, unas con raíz y otras no.

La prueba de germinación casera nos da la información necesaria para saber si las semillas que compraste o sacaste de tu jardín o huerta se puede guardar para la siguiente temporada.

 

Consejo.

Tomar en cuenta el clima al hacer la prueba.

Ya que si estas en un clima  demasiado caluroso no necesitas poner tu contenedor de papel aluminio en una fuente de calor. Lo contrario a un clima frió que si la necesitaras.

Al momento de hacer la prueba verificar constantemente si el interior de nuestro contenedor de papel aluminio ( papel de cocina con las semillas ) necesitan agua. Recuerda que tiene que estar bien húmeda.

Espero que este articulo haya sido de tu agrado. Si es así, compártelo en tus redes sociales o si tienes alguna duda sobre la prueba de germinación casera puedes avisarnos desde la sección comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *