Cómo identificar los nutrientes en los alimentos para lograr una dieta equilibrada



¿Conoces los nutrientes que puedes encontrar en cada tipo de alimento? ¿Sabes por qué es mejor comer más carbohidratos y menos grasas? En los últimos años ha aumentado el interés por la nutrición y las dietas por lo que cada día es mayor el número de personas que están conscientes de llevar una alimentación balanceada.

Si tú eres una de esas personas sabrás que es importante ingerir una dieta que contenga los nutrientes adecuados para tu forma de vida. Pero en ocasiones resulta algo confuso dónde podemos encontrar esos nutrientes y cómo podemos combinarlos para cubrir nuestros requerimientos diarios.

Lo primero que debes saber es que los nutrientes se agrupan en tres grandes categorías según la función que realizan en nuestro organismo:



Plásticos o de construcción

Se encargan de formar las células y los tejidos como músculos, huesos y órganos que componen nuestro cuerpo. En este grupo encontramos a las proteínas.

Energéticos

Son los que nos brindan energía para poder funcionar internamente y al mismo tiempo realizar nuestras actividades diarias. La principal fuente de energía la encontramos en los carbohidratos pues son los que se procesan más rápidamente. Por otro lado, los lípidos también proporcionan energía pero representan una reserva para el cuerpo.

Reguladores

Hacen que nuestro organismo tenga las reacciones necesarias para llevar a cabo un buen funcionamiento. Dentro de este grupo encontramos a los minerales, las vitaminas y, por supuesto, el agua.

Aunque en casi todos los casos los nutrientes vienen mezclados en los alimentos, es decir que al consumir un alimento adquirimos varios nutrientes en diferentes proporciones, podemos decir que hay algunos que aportan cierto nutriente principalmente. A continuación explicamos cada uno.

Carbohidratos o hidratos de carbono

Son macronutrientes que proporcionan energía, especialmente en forma de glucosa para el cerebro. Se dividen en dos:



  • Simples: requieren poca energía para ser degradados y procesados. Se encuentran mayormente en las frutas.
  • Complejos: requieren más energía para ser degradados y digeridos. Los encontramos en los vegetales, cereales y almidones.

Lípidos o grasas

Este nutriente también brinda energía al cuerpo, pero además sirve para transportar y absorber vitaminas liposolubles como A, D, E y K. Las grasas también protegen los órganos de posibles lesiones y regulan la temperatura corporal. Este tipo de nutrientes es almacenado en el cuerpo hasta que se consumen las fuentes principales de energía, es decir, los carbohidratos, por eso debemos consumirlos con moderación.

Los lípidos los encontramos en aceites de semillas o plantas, lácteos y grasas de animales y pescados.

Proteínas

Son el principal elemento del que se componen los órganos y tejidos como el cabello, los músculos, la sangre, los huesos y las uñas y, por lo tanto, también ayudan a repararlos. Además, las proteínas también proporcionan hormonas, anticuerpos y enzimas. Representan el último recurso de energía una vez que se han consumido los carbohidratos y los lípidos.

Las proteínas las podemos encontrar en alimentos muy diversos tanto de origen animal (carnes, pescados, huevos y lácteos) como de origen vegetal (legumbres o vegetales, cereales y frutos secos).

Vitaminas

Son micronutrientes con muchas funciones regulatorias como controlar el crecimiento, mantener los tejidos corporales y ayudar a liberar la energía de los alimentos para que pueda ser utilizada por el cuerpo. Algunas vitaminas también están involucradas en la producción de glóbulos rojos y hormonas.

Las vitaminas se encuentran principalmente en frutos y vegetales frescos y crudos.

Minerales

Son micronutrientes que regulan las funciones musculoesqueléticas y la transmisión en el sistema nervioso. Pero también facilitan la coagulación sanguínea y ayudan a mantener el ritmo cardíaco normal.

Los minerales los podemos encontrar en todo tipo de alimentos, sobre todo en los vegetales crudos, lácteos, granos y algunas carnes, pescados y mariscos.

Agua

El agua es tan importante en nuestro organismo que se considera el nutriente esencial. Sus funciones son regular la temperatura corporal, mantener el volumen sanguíneo y transportar todos los nutrientes y productos de desecho del organismo.

Es recomendable tomar dos litros de agua natural para mantener el nivel adecuado en nuestro cuerpo.

Con esta guía rápida podrás comprender mejor el funcionamiento de los nutrientes y la importancia de todos ellos, haciendo más fácil crear dietas equilibradas y nutritivas. Recuerda que cuidar tu alimentación es cuidar tu Branding e imagen personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *