Espirulina : La Superalga Nutritiva



Este superalimento te ofrece proteínas, vitaminas, minerales y mucho más. La espirulina es un alga unicelular cuyo nombre deriva de la forma de espiral que tiene cuando es vista a través de un microscopio.

Quizá no hayas escuchado hablar de este superalimento, sin embargo la espirulina es una de las algas más primitivas de nuestro planeta y, según algunas fuentes, se ha ido renovando a sí misma por más de 3 millones de años.

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL ESTA ALGA?

Proteínas: que poseen muy buena calidad.
Clorofila: ayuda a desintoxicar el cuerpo de residuos y también mejora la función de los órganos.
Enzimas: que intervienen en el metabolismo y en la digestión.
Antioxidantes: que retardan el proceso de envejecimiento prematuro y que nos protegen contra los radicales libres.




La espirulina ofrece proteínas más digeribles que las carnes de origen animal y además contiene vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, clorofila y fotoquímicos. Las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud la consideran un complemento alimenticio y por ello es utilizada en casos de malnutrición crónica.

También es empleada en algunos países como China y Cuba como parte del régimen alimenticio de los atletas olímpicos debido a que ayuda a mejorar el sistema inmunológico. Muchos deportistas también la utilizan para la reparación muscular, para reducir la inflamación y para obtener energía y fuerza.

Sabías que…

La espirulina se usa en la NASA para complementar la alimentación de los astronautas durante sus misiones espaciales.

A la espirulina se le atribuyen muchas propiedades curativas pero en realidad no combate una dolencia específica. Esta alga tiene un valor nutricional y un poder de desintoxicación tan poderosos que puede corregir muchas de las deficiencias nutricionales y así evitar enfermedades, por eso es muy recomendable su consumo en personas que están buscando una mejor calidad de vida.

¿Cómo consumirla?

Lo primero que debes saber es que sólo se necesita una pequeña dosis al día, la cual se puede aumentar gradualmente si se considera necesario. La dosis además varía dependiendo del estilo de vida de cada persona (si se trata de un deportista o de una persona sedentaria). La espirulina viene en dos presentaciones: en polvo o en pastillas, y se recomienda consumir por día entre 3 a 4 gramos repartidos entre las principales comidas.



Puedes agregar una pizca de espirulina en cualquier tipo de preparación, desde los jugos verdes y los smoothies hasta las ensaladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *