Nueces: deliciosas y nutritivas



Ya sea como snack, en ensaladas o como parte de tus postres, las nueces no sólo se caracterizan por su agradable sabor sino que también ofrecen más de un beneficio para tu salud.

Las nueces son frutos secos muy consumidos alrededor del mundo. Gracias a su contenido de omega 3, poseen un efecto protector ante enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿es acaso esa su única propiedad?

Bajo contenido de carbohidratos totales

De los frutos secos, la nuez es uno de los que menos cantidad de carbohidratos posee. Esto es beneficioso para las personas que buscan mantener o bajar de peso, para quienes presentan resistencia a la insulina y para personas con diabetes.




Alto contenido de fibra dietaria

Las nueces poseen 6.7 g de fibra por cada 100 gramos, lo que las convierte en los frutos secos con mayor contenido de fibra. Como ya sabemos, ambos tipos de fibra, la soluble y la insoluble, son muy beneficiosos para nuestra salud. Por un lado, la fibra soluble aumenta el volumen de las heces, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal. Además, la nuez sirve de sustrato energético para las células intestinales, tras ser fermentada por los microorganismos. Así mismo, bloquea parcialmente la absorción de colesterol, por lo que también nos ayuda a controlar las dislipidemias y las enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, la fibra insoluble aumenta el movimiento intestinal, evitando así el estreñimiento. Además, la ingesta de nueces, aumenta la sensación de saciedad, por lo que también ayuda a controlar o bajar de peso. Sin embargo, para ello es recomendable consumir diariamente una porción pequeña de nueces: 3 unidades o 6 mitades. ¿Por qué? A pesar de contener omega 3 y, por lo tanto, ser parte del grupo de las “grasas saludables”, siguen siendo lípidos y concentran gran cantidad de calorías, por ello un consumo excesivo puede conllevar a un aumento del peso corporal.

Además de ello, se ha demostrado que tiene beneficios en:

  1. Deportistas y personas que desean subir de peso. Las nueces, al igual que el resto de frutos secos (sacha inchi, maní, cashews, pistachos, pecanas y castañas, entre otros), poseen un alto contenido de energía, ideal para deportistas con entrenamientos de alta intensidad o duración y para personas que desean subir de peso.
  2. Prevenir cáncer. Las nueces, al contener omega 3, tocoferoles, B-sitosterol y pedunculagina, ha demostrado tener propiedades anticancerígenas. Así, en un estudio realizado en ratones y publicado en la revista The Journal of Nutrition, se demostró una reducción en el número de células cancerígenas en los tumores de las glándulas mamarias y un enlentecimiento en el crecimiento de células cancerígenas de próstata, colon y riñón.
  3. Prevenir diabetes mellitus tipo 2. El omega 3, las proteínas vegetales, los esteroles, la fibra y los antioxidantes que poseen las nueces hacen que disminuya el riesgo a desarrollar diabetes tipo 2 y sus complicaciones.

Por todos estos motivos, no dejen de consumir nueces. Pueden comerlas como snack a media tarde, en ensaladas, en pastas y en postres saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *