¿Por qué tomar café orgánico?



Si quieres evitar enfermedades como la diabetes y deseas reducir el cansancio producto de tu rutina diaria, ¿qué esperas para probar el mejor café de todos?

Si hay algo que caracteriza al café es su inconfundible aroma, pero ¿sabías que este característico olor es producto de cientos de sustancias que forman parte de las semillas de café? Sí, así es: el café está compuesto por más de 100 sustancias químicas diferentes. Entre ellas está la famosa cafeína, los compuestos fenólicos como el ácido caféico, las vitaminas, los minerales y más de 800 sustancias volátiles que confieren al café su singular aroma. Estas sustancias químicas varían según el tipo de café y el grado de tostado.

Varios estudios desarrollados en la última década nos demuestran que el consumo de café se asocia a un menor riesgo de enfermedades, sin embargo, los mecanismos que podrían explicar esto aún no se entienden completamente, pero se cree que están relacionados con la gran variedad y cantidad de antioxidantes que contiene el café.



El café orgánico es rico en antioxidantes

Tal es el caso del ácido clorogénico que es una forma química del ácido caféico. El café es la mayor fuente de ácido clorogénico de la dieta, ya que encontramos este mismo antioxidante, aunque en menor cantidad, en las manzanas, las peras, las berenjenas y otros alimentos. Este compuesto fenólico, al ser absorbido por nosotros, genera varios efectos saludables en nuestro organismo. Su efecto antioxidante nos protege de las sustancias oxidativas del medio ambiente y nos protege del envejecimiento, previniendo y tratando diversas enfermedades crónicas.

4 razones para tomar café orgánico:

  1. Estimula al sistema nervioso. La cafeína reduce la sensación de cansancio y fatiga, además aumenta el estado de alerta y mejora la concentración.
  2. Protege al hígado. Diversos estudios a nivel mundial han probado que el consumo diario de café reduce el riesgo de desarrollar cirrosis y cáncer de hígado, gracias a la cantidad de antioxidantes que contiene.
  3. Previene y trata la diabetes. La cafeína reduce la resistencia a la insulina en personas con sobrepeso y con obesidad. También el ácido clorogénico y otros compuestos fenólicos reducen la absorción de glucosa en el intestino delgado y evitan que esta aumente en la sangre, previniendo así la hiperglicemia en diabéticos.
  4. Reduce los radicales libres luego de hacer ejercicio. El ácido clorogénico actúa como antioxidante reduciendo los radicales libres y evitando el daño celular luego de una actividad física de alta intensidad.
  5. Recuerda que todo en exceso puede traer consecuencias negativas para nuestra salud. Por ello, lo más indicado es tomar 3 tazas de café al día, como máximo. Además, es importante saber cómo consumir el café. Si le añadimos azúcar, chocolate, leche entera, entre otros, perderemos los beneficios saludables que el café nos brinda. Trata de endulzar con stevia y tomarlo con leche descremada, ya que así se aprovecharán todas las bondades que ofrece esta semilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *