Guía para analizar la etiqueta de los alimentos



Analizar la etiqueta de los alimentos puede ser tarea difícil si no cuentas con la información apropiada, pero resulta indispensable si deseas conocer a profundidad lo que consumes y más importante aún si deseas cumplir al pie de la letra con tus dietas para bajar de peso. Por ello te presento a continuación los datos que requieres saber para comprender los valores nutricionales de cada producto que pienses consumir, algo necesario hoy en día. ¡Créeme!

Para analizar la etiqueta de los alimentos debemos saber que en ocasiones estas utilizan palabras o datos que pueden ser confusos si no se conocen algunos conceptos básicos. En general, contienen gran cantidad de datos incluyendo tamaño, contenido de macronutrientes e ingredientes.

Pasos a seguir para analizar la etiqueta de los alimentos.

1. Verifica el tamaño de la porción.

Este es uno de los primeros datos a verificar pues indica la cantidad de producto considerado para hacer el análisis del contenido nutricional. Este dato puede estar expresado en piezas, tazas, mililitros, gramos, cucharadas, paquetes, etc.



2. Revisa las Porciones por Empaque.

Con este dato podremos identificar el número de porciones que trae el empaque. Así, podremos comparar el tamaño de la porción indicado con la que consumimos realmente. Si la ración marcada es de 240 ml pero vamos a consumir 120 ml, entonces toda la información desplegada debemos dividirla entre 2 para calcular los valores nutricionales consumidos. Si por el contrario consumiremos 480 ml entonces debemos duplicar los valores.

3. Analiza el Contenido Nutricional.

Para mantener tu figura, seguir una dieta o cuidar tu salud es indispensable aprender a analizar la etiqueta de los alimentos que consumes.

Evalúa el número de calorías por porción que se encuentra en el producto. Utiliza esta información además del tamaño de la porción y el número de porciones por presentación para calcular con precisión el número de calorías que consumes al comer o beber dicho producto. Analiza el producto por su contenido de grasa, colesterol y sodio. Esta información estará justo debajo de las calorías y representan potenciales áreas de problema del producto y a las que no puedes dejar de prestar atención.

Verifica la descripción de macronutrientes del producto para saber cuántos gramos de proteínas y carbohidratos contiene el mismo. Estos valores pueden ayudarte a determinar si marchas acorde a una dieta equilibrada en carbohidratos, proteínas y consumo de grasas. En cuanto a los tipos de grasa, debemos preferir productos con poca o nula cantidad de grasa saturada y monoinsaturada. Sobre los tipos de carbohidratos, preferiblemente debemos elegir productos con alto contenido de fibra y baja cantidad de azúcares. Adicionalmente, en esta parte de la etiqueta podremos ver la cantidad de sodio y colesterol que contiene el producto, la cual se indica en miligramos.

También es importante analizar la sección de vitaminas y nutrientes para asegurarnos de cumplir nuestra asignación diaria recomendada de vitaminas y minerales. En algunos casos se indica la cantidad de vitamina/mineral que contiene una porción, y en otros casos se presentan en forma de porcentaje general. Este porcentaje representa la cantidad de la ingesta diaria recomendada.



4. Lee los ingredientes que contiene.

Examinar la lista de ingredientes que se utilizan en la fabricación del producto es parte importante de analizar la etiqueta de los alimentos, sobre todo si eres diabetico o si tienes alguna alergia de algún alimento en particular.

Analizar la etiqueta de los alimentos label

5. Tips Adicionales.

Expresiones “Apto para diabeticos” y “Recomendado para diabeticos”

Pueden ser malinterpretadas si no se aclaran los términos y debido a lo delicado que resulta el tema para un diabetico procederá a explicarlo. Cuando un producto incluye alguna de las expresiones mencionadas en el título es porque su contenido de azúcar es bajo o menor a lo usual, y por ello creen poder recomendarlo a todo diabetico, pero realmente contienen niveles variables de azúcar y por ello no deben considerarse productos de libre consumo.

Según recomendaciones actuales, los enunciados que deben publicarse en los productos son:

  • «Sin azúcar» o «Libre de azúcar» Aplica en productos con “Muy Bajo” contenido de azúcar (menor a 0,5 g por cada 100 g de producto).
  • «Bajo contenido en azúcares» Aplica en productos con “Bajo” contenido de azúcar (menor a 5 g por cada 100 g de producto).
  • «Sin azúcares añadidos» Aplica si no se ha añadido ningún tipo de azúcar adicional, solo los propios del alimento.
  • «Light» o «Diet» Aplica cuando el producto contiene un menor contenido en calorías o en otros nutrientes como grasas o colesterol. Esto no significa que sean alimentos recomendados para las personas con diabetes.

Espero esta guía resulte de gran utilidad para lograr analizar la etiqueta de los alimentos que consumes con precisión. Aplica lo acá aprendido para verificar los valores nutricionales recomendados en tus dietas para bajar de peso y mejorar tus hábitos alimenticios. Es importante saber elegir los productos que mejor se adaptan a nuestra dieta para que esta puede tener el efecto esperado.

y Tú, Cuéntanos ¿Verificas la etiqueta de los productos que compras y consumes? Déjanos saber tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *